Supeditados a la redonda

17 julio, 2008 at 11:43 pm 3 comentarios

Una de las grandes diferencias entre tú, el que me lees, y yo, es que a mí no se me caen los anillos a la hora de expresarme sin tapujos. Esa es una de las ventajas de odiar a todo el mundo. No le rindo cuentas a nadie, me es indiferente lo que la gente piense de mí, y por tanto actúo y pienso como me sale de los mismísimos.

Ahora párate a pensar si tú puedes decir lo mismo. Dime si la mayoría de tus acciones no van condicionadas a lo que pueda pensar de tí la chica que te gusta, tu profesor, tu jefe, tus padres o tus amigos. ¿Ves para lo que sirven? Para alejarte de tu verdadero ‘yo’ condicionando tu forma de ser. La gente que te rodea nunca te permitirá ser totalmente transparente.

Anuncios

Entry filed under: Intermedios.

Capítulo III | Mejor mirar hacia otro lado

3 comentarios Add your own

  • 1. Toni  |  18 julio, 2008 en 11:42 am

    Por decir lo que pienso sin pensar lo que digo más de un beso me dieron (y más de un bofetón).

    Joaquín Sabina

    Responder
  • 2. lt aox  |  21 julio, 2008 en 6:14 am

    jeje muy bueno pero exajeras uuuuuu.

    Responder
  • 3. Walex  |  13 agosto, 2008 en 11:07 am

    Bueno campeon, para cuando un nuevo post?
    Llevas casi todo el verano sin escribir nada.
    Un saludo

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


julio 2008
L M X J V S D
     
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031  

Categorías

Entradas recientes

Archivos


A %d blogueros les gusta esto: